驴C贸mo cay贸 el comunismo del escenario mundial?

驴C贸mo cay贸 el comunismo del escenario mundial?

El comunismo gan贸 una fuerte presencia en el mundo durante la primera mitad del siglo XX, con un tercio de la poblaci贸n mundial viviendo bajo alguna forma de comunismo en la d茅cada de 1970. Sin embargo, solo una d茅cada despu茅s, muchos de los principales gobiernos comunistas del mundo cayeron. 驴Qu茅 provoc贸 este colapso?

Las primeras grietas en la pared

Cuando Joseph Stalin muri贸 en marzo de 1953, la Uni贸n Sovi茅tica se hab铆a convertido en una gran potencia industrial. A pesar del reinado de terror que defini贸 al r茅gimen de Stalin, su muerte fue llorada por miles de rusos y provoc贸 una sensaci贸n general de incertidumbre sobre el futuro del estado comunista. Poco despu茅s de la muerte de Stalin, se produjo una lucha de poder por el liderazgo de la Uni贸n Sovi茅tica.

Nikita Khrushchev finalmente sali贸 vencedor, pero la inestabilidad que hab铆a precedido a su ascenso al cargo de primer ministro hab铆a envalentonado a algunos anticomunistas dentro de los estados sat茅lites de Europa del Este. Los levantamientos tanto en Bulgaria como en Checoslovaquia fueron r谩pidamente sofocados, pero uno de los m谩s importantes ocurri贸 en Alemania Oriental.

En junio de 1953, los trabajadores de Berl铆n Oriental realizaron una huelga por las condiciones en el pa铆s que pronto se extendi贸 al resto de la naci贸n. La huelga fue r谩pidamente aplastada por las fuerzas militares de Alemania Oriental y la Uni贸n Sovi茅tica y envi贸 un fuerte mensaje de que cualquier disidencia contra el r茅gimen comunista ser铆a tratado con dureza.

Sin embargo, los disturbios continuaron extendi茅ndose por toda Europa del Este y alcanzaron un crescendo en 1956, cuando tanto Hungr铆a como Polonia vieron manifestaciones masivas contra el gobierno comunista y la influencia sovi茅tica. Las fuerzas sovi茅ticas invadieron Hungr铆a en noviembre de 1956 para aplastar lo que ahora se llamaba la Revoluci贸n H煤ngara. Decenas de h煤ngaros murieron como resultado de la invasi贸n, lo que gener贸 oleadas de preocupaci贸n en todo el mundo occidental.

Por el momento, las acciones militares parec铆an haber frenado la actividad anticomunista. Solo unas d茅cadas despu茅s, comenzar铆a de nuevo.

El movimiento de solidaridad

La d茅cada de 1980 ver铆a el surgimiento de otro fen贸meno que finalmente socavar铆a el poder y la influencia de la Uni贸n Sovi茅tica. El movimiento Solidaridad, defendido por el activista polaco Lech Walesa, surgi贸 como una reacci贸n a las pol铆ticas introducidas por el Partido Comunista Polaco en 1980.

En abril de 1980, Polonia decidi贸 poner freno a los subsidios alimentarios, que hab铆an sido un salvavidas para muchos polacos que sufr铆an dificultades econ贸micas. Los trabajadores polacos de los astilleros de la ciudad de Gdansk decidieron organizar una huelga cuando se denegaron las peticiones de aumentos salariales. La huelga se extendi贸 r谩pidamente por todo el pa铆s, y los trabajadores de las f谩bricas de toda Polonia votaron para solidarizarse con los trabajadores de Gdansk.

Las huelgas continuaron durante los siguientes 15 meses, con negociaciones en curso entre los l铆deres de Solidaridad y el r茅gimen comunista polaco. Finalmente, en octubre de 1982, el gobierno polaco decidi贸 ordenar la ley marcial completa, lo que supuso el fin del movimiento Solidaridad. A pesar de su fracaso final, el movimiento presagi贸 el fin del comunismo en Europa del Este. 

Gorbachov

En marzo de 1985, la Uni贸n Sovi茅tica gan贸 un nuevo l铆der: Mikhail Gorbachev . Gorbachov era joven, con visi贸n de futuro y de mentalidad reformista. Sab铆a que la Uni贸n Sovi茅tica enfrentaba muchos problemas internos, entre los que destacaba una recesi贸n econ贸mica y un sentimiento general de descontento con el comunismo. Quer铆a introducir una pol铆tica amplia de reestructuraci贸n econ贸mica, a la que llam贸 perestroika .

Sin embargo, Gorbachov sab铆a que los poderosos bur贸cratas del r茅gimen a menudo se hab铆an interpuesto en el camino de la reforma econ贸mica en el pasado. Necesitaba poner a la gente de su lado para presionar a los bur贸cratas y as铆 introdujo dos nuevas pol铆ticas: glasnost (que significa "apertura") y demokratizatsiya (democratizaci贸n). Ten铆an la intenci贸n de alentar a los ciudadanos rusos comunes a expresar abiertamente su preocupaci贸n e infelicidad con el r茅gimen.

Gorbachov esperaba que las pol铆ticas alentaran a la gente a hablar en contra del gobierno central y as铆 presionar a los bur贸cratas para que aprueben las reformas econ贸micas que pretende. Las pol铆ticas tuvieron el efecto deseado, pero pronto se salieron de control.

Cuando los rusos se dieron cuenta de que Gorbachov no tomar铆a medidas en茅rgicas contra su reci茅n ganada libertad de expresi贸n, sus quejas fueron mucho m谩s all谩 del mero descontento con el r茅gimen y la burocracia. Todo el concepto del comunismo 鈥攕u historia, ideolog铆a y eficacia como sistema de gobierno鈥 fue objeto de debate. Estas pol铆ticas de democratizaci贸n hicieron que Gorbachov fuera extremadamente popular tanto en Rusia como en el extranjero.

Cayendo como domin贸

Cuando la gente de toda la Europa del Este comunista se enter贸 de que los rusos har铆an poco para sofocar la disidencia, comenzaron a desafiar a sus propios reg铆menes y trabajar para desarrollar sistemas pluralistas en sus pa铆ses. Uno a uno, como fichas de domin贸, los reg铆menes comunistas de Europa del Este comenzaron a derrumbarse.

La ola comenz贸 con Hungr铆a y Polonia en 1989 y pronto se extendi贸 a Checoslovaquia, Bulgaria y Rumania. Alemania Oriental tambi茅n se vio sacudida por manifestaciones a nivel nacional que finalmente llevaron al r茅gimen all铆 a permitir que sus ciudadanos viajaran una vez m谩s a Occidente. Decenas de personas cruzaron la frontera y tanto berlineses del este como del oeste (que no hab铆an tenido contacto en casi 30 a帽os) se reunieron alrededor del muro de Berl铆n , desmembr谩ndolo poco a poco con picos y otras herramientas.

El gobierno de Alemania Oriental no pudo mantenerse en el poder y la reunificaci贸n de Alemania se produjo poco despu茅s, en 1990. Un a帽o despu茅s, en diciembre de 1991, la Uni贸n Sovi茅tica se desintegr贸 y dej贸 de existir. Fue la sentencia de muerte final de la Guerra Fr铆a y marc贸 el fin del comunismo en Europa, donde se estableci贸 por primera vez 74 a帽os antes.

Aunque el comunismo casi se ha extinguido, todav铆a hay cinco pa铆ses que siguen siendo comunistas : China, Cuba, Laos, Corea del Norte y Vietnam.



Continuar Leyendo >

Articulos relacionados a la energia