Cómo funciona la ecolocalización de murciélagos

Cómo funciona la ecolocalización de murciélagos

La ecolocalizaci√≥n es el uso combinado de morfolog√≠a (caracter√≠sticas f√≠sicas) y sonar (navegaci√≥n por sonido y rango) que permite a los  murci√©lagos  "ver" usando el sonido. Un murci√©lago usa su laringe para producir ondas ultras√≥nicas que se emiten a trav√©s de su boca o nariz. Algunos murci√©lagos tambi√©n producen chasquidos con la lengua. El murci√©lago escucha los ecos que se devuelven y compara el tiempo entre el env√≠o y la devoluci√≥n de la se√Īal y el cambio de frecuencia.del sonido para formar un mapa de su entorno. Si bien ning√ļn murci√©lago es completamente ciego, el animal puede usar el sonido para "ver" en la oscuridad absoluta. La naturaleza sensible de las orejas de un murci√©lago tambi√©n le permite encontrar presas mediante la escucha pasiva. Las crestas de las orejas de murci√©lago act√ļan como una lente ac√ļstica de Fresnel, lo que permite que un murci√©lago escuche el movimiento de los insectos que viven en el suelo y el aleteo de las alas de los insectos.

Cómo ayuda la morfología de los murciélagos a la ecolocalización

Algunas de las adaptaciones f√≠sicas de un murci√©lago son visibles. Una nariz carnosa y arrugada act√ļa como un meg√°fono para proyectar el sonido. La forma compleja, los pliegues y las arrugas de la oreja externa de un murci√©lago lo ayudan a recibir y canalizar los sonidos entrantes. Algunas adaptaciones clave son internas. Los o√≠dos contienen numerosos receptores que permiten a los murci√©lagos detectar peque√Īos cambios de frecuencia. El cerebro de un murci√©lago mapea las se√Īales e incluso explica el efecto Doppler que tiene el vuelo en la ecolocalizaci√≥n. Justo antes de que un murci√©lago emita un sonido, los diminutos huesos del o√≠do interno se separan para reducir la sensibilidad auditiva del animal, por lo que no se ensordece. Una vez que los m√ļsculos de la laringe se contraen, el o√≠do medio se relaja y los o√≠dos pueden recibir el eco.

Tipos de ecolocalización

Hay dos tipos principales de ecolocalización:

  • La ecolocalizaci√≥n de ciclo de trabajo bajo permite a los murci√©lagos estimar su distancia de un objeto en funci√≥n de la diferencia entre el momento en que se emite un sonido y cuando vuelve el eco. El llamado que hace un murci√©lago para esta forma de ecolocalizaci√≥n es uno de los sonidos a√©reos m√°s fuertes producidos por cualquier animal. La intensidad de la se√Īal var√≠a entre 60 y 140 decibeles, que es el equivalente al sonido emitido por un detector de humo a 10 cent√≠metros de distancia. Estas llamadas son ultras√≥nicas y generalmente est√°n fuera del alcance del o√≠do humano. Los seres humanos escuchan dentro del rango de frecuencia de 20 a 20.000 Hz, mientras que los micro murci√©lagos emiten llamadas de 14.000 a m√°s de 100.000 Hz.
  • La ecolocalizaci√≥n de ciclo de alta resistencia brinda a los murci√©lagos informaci√≥n sobre el movimiento y la ubicaci√≥n tridimensional de la presa. Para este tipo de ecolocalizaci√≥n, un murci√©lago emite una llamada continua mientras escucha el cambio en la frecuencia del eco devuelto. Los murci√©lagos evitan ensordecerse emitiendo una llamada fuera de su rango de frecuencia. El eco tiene una frecuencia m√°s baja y se encuentra dentro del rango √≥ptimo para sus o√≠dos. Pueden detectarse peque√Īos cambios en la frecuencia. Por ejemplo, el murci√©lago de herradura puede detectar diferencias de frecuencia tan peque√Īas como 0,1 Hz.

Si bien la mayoría de los llamados de murciélagos son ultrasónicos, algunas especies emiten clics de ecolocalización audibles. El murciélago manchado ( Euderma maculatum ) emite un sonido que se asemeja a dos rocas chocando entre sí. El murciélago escucha el retraso del eco.

Las llamadas a murci√©lagos son complicadas y generalmente consisten en una mezcla de llamadas de frecuencia constante (CF) y de frecuencia modulada (FM). Las llamadas de alta frecuencia se utilizan con m√°s frecuencia porque ofrecen informaci√≥n detallada sobre la velocidad, direcci√≥n, tama√Īo y distancia de la presa. Las llamadas de baja frecuencia viajan m√°s lejos y se utilizan principalmente para mapear objetos inm√≥viles.

Cómo las polillas vencen a los murciélagos

Las polillas son presas populares para los murci√©lagos, por lo que algunas especies han desarrollado m√©todos para vencer la ecolocalizaci√≥n. La polilla tigre ( Bertholdia trigona ) interrumpe los sonidos ultras√≥nicos. Otra especie anuncia su presencia generando sus propias se√Īales ultras√≥nicas. Esto permite a los murci√©lagos identificar y evitar presas venenosas o de mal gusto. Otras especies de polillas tienen un √≥rgano llamado t√≠mpano que reacciona al ultrasonido entrante haciendo que los m√ļsculos de vuelo de la polilla se contraigan. La polilla vuela de forma err√°tica, por lo que es m√°s dif√≠cil de atrapar para un murci√©lago.

Otros sentidos increíbles de murciélago

Además de la ecolocalización, los murciélagos utilizan otros sentidos que no están disponibles para los humanos. Los micro murciélagos pueden ver en niveles bajos de luz. A diferencia de los humanos, algunos ven luz ultravioleta . El dicho "ciego como un murciélago" no se aplica en absoluto a los megamurciélagos, ya que estas especies ven tan bien o mejor que los humanos. Como los pájaros, los murciélagos pueden sentir campos magnéticos . Mientras que las aves usan esta habilidad para sentir su latitud , los murciélagos la usan para distinguir el norte del sur.

Referencias

  • Corcoran, Aaron J .; Barber, JR; Conner, WE (2009). "La polilla tigre interrumpe el sonar del murci√©lago". Ciencia . 325 (5938): 325‚Äď327.
  • Fullard, JH (1998). "Orejas de polilla y llamadas de murci√©lago: ¬Ņcoevoluci√≥n o coincidencia?". En Hoy, RR; Fay, RR; Popper, una audici√≥n comparativa: insectos . Springer Handbook of Auditory Research. Saltador.
  • Nowak, RM, editor (1999). Mam√≠feros del mundo de Walker.  Vol. 1. 6¬™ edici√≥n. P√°ginas. 264-271.
  • Surlykke, A .; Ghose, K .; Moss, CF (abril de 2009). "Escaneo ac√ļstico de escenas naturales por ecolocalizaci√≥n en el gran murci√©lago marr√≥n, Eptesicus fuscus". Revista de Biolog√≠a Experimental . 212 (Pt 7): 1011-20.


Continuar Leyendo >

Articulos relacionados a la energia