Exploraciones sobre la idea de la naturaleza

Exploraciones sobre la idea de la naturaleza

La idea de naturaleza es una de las m√°s empleadas en filosof√≠a y, por lo mismo, una de las menos definidas. Autores como Arist√≥teles y Descartes se basaron en el concepto de naturaleza para explicar los principios fundamentales de sus puntos de vista, sin siquiera intentar definir el concepto. Incluso en la filosof√≠a contempor√°nea, la idea se emplea a menudo, en diferentes formas. Entonces, ¬Ņqu√© es la naturaleza?

 

Naturaleza y esencia de una cosa

La tradición filosófica que se remonta a Aristóteles emplea la idea de naturaleza para explicar aquello que define la esencia de una cosa. Uno de los conceptos metafísicos más fundamentales, la esencia indica aquellas propiedades que definen qué es una cosa. La esencia del agua, por ejemplo, será su estructura molecular, la esencia de una especie, su historia ancestral; la esencia de un ser humano, su autoconciencia o su alma. Dentro de las tradiciones aristotélicas, por tanto, actuar de acuerdo con la naturaleza significa tener en cuenta la definición real de cada cosa cuando se trata de ella.

 

El mundo natural

A veces, la idea de naturaleza se usa en cambio para referirse a cualquier cosa que exista en el universo como parte del mundo físico. En este sentido, la idea abarca todo lo que se enmarca en el estudio de las ciencias naturales, desde la física hasta la biología y los estudios ambientales.

 

Natural vs. Artificial

"Natural" tambi√©n se usa a menudo para referirse a un proceso que ocurre espont√°neamente en oposici√≥n a uno que ocurre como resultado de la deliberaci√≥n de un ser. As√≠, una planta crece naturalmente cuando su crecimiento no fue planeado por un agente racional; crece de otra manera artificialmente. Por tanto, una manzana ser√≠a un producto artificial, seg√ļn esta comprensi√≥n de la idea de naturaleza, aunque la mayor√≠a estar√≠a de acuerdo en que una manzana es un producto de la naturaleza (es decir, una parte del mundo natural, lo que estudian los cient√≠ficos naturales).

 

Naturaleza contra crianza

Relacionada con la división entre espontaneidad y artificialidad está la idea de naturaleza en oposición a la crianza . La idea de cultura se vuelve aquí central para trazar la línea. Lo que es natural en contraposición a lo que es el resultado de un proceso cultural. La educación es un ejemplo central de un proceso no natural: en muchos sentidos, la educación se ve como un proceso contra la naturaleza . Es evidente que, desde esta perspectiva, hay algunos elementos que nunca pueden ser puramente naturales: cualquier desarrollo humano está determinado por la actividad, o la falta de ella, de la interacción con otros seres humanos; no existe el desarrollo natural del lenguaje humano, por ejemplo.

 

La naturaleza como desierto

La idea de naturaleza se utiliza a veces para expresar la naturaleza salvaje. El desierto vive al borde de la civilizaci√≥n, de cualquier proceso cultural. En la lectura m√°s estricta del t√©rmino, los humanos pueden encontrar √°reas silvestres en muy pocos lugares seleccionados de la tierra hoy en d√≠a, donde la influencia de las sociedades humanas es insignificante; si se incluye el impacto medioambiental producido por los seres humanos en todo el ecosistema, es muy posible que no quede ning√ļn lugar salvaje en nuestro planeta. Si la idea de la naturaleza salvaje se relaja un poco, incluso a trav√©s de un paseo por el bosque o un viaje por el oc√©ano, uno puede experimentar lo que es salvaje, es decir, natural.

 

Naturaleza y dios

Finalmente, una entrada sobre la naturaleza no puede omitir lo que quiz√°s haya sido la comprensi√≥n m√°s ampliamente empleada del t√©rmino en los √ļltimos milenios: la naturaleza como expresi√≥n de lo divino. La idea de naturaleza es central en la mayor√≠a de las religiones. Ha tomado numerosas formas, desde entidades o procesos espec√≠ficos (una monta√Īa, el sol, el oc√©ano o el fuego) hasta abarcar todo el reino de los existentes.



Continuar Leyendo >

Articulos relacionados a la energia