Los secretos de Zealandia: el continente perdido del sur

Los secretos de Zealandia: el continente perdido del sur

La Tierra tiene siete continentes . Eso es algo que todos aprendemos en la escuela, tan r√°pido como aprendemos sus nombres: Europa, Asia (realmente Eurasia), √Āfrica, Am√©rica del Norte, Am√©rica del Sur, Australia y Ant√°rtida. Pero estos no son los √ļnicos que nuestro planeta ha albergado desde que se form√≥. Resulta que hay un octavo continente, el continente ahogado de Zealandia. No se puede ver desde la superficie de la Tierra, pero los sat√©lites pueden detectarlo y los ge√≥logos lo saben. Confirmaron su existencia a principios de 2017, despu√©s de a√Īos de misterio sobre lo que estaba sucediendo en las profundidades de las olas del Pac√≠fico Sur cerca de Nueva Zelanda.

Conclusiones clave: Zealandia

  • Zealandia es un continente perdido bajo las olas del Oc√©ano Pac√≠fico Sur. Fue descubierto utilizando mapas satelitales.
  • Los ge√≥logos encontraron rocas en la regi√≥n que eran rocas de tipo continental, no rocas oce√°nicas. Eso los llev√≥ a sospechar de un continente ahogado.
  • Zealandia contiene ricas poblaciones de plantas y animales, as√≠ como minerales y otros recursos naturales.
 

Descubriendo el misterio

Las pistas de este continente perdido han sido tentadoras: rocas continentales donde no deber√≠a existir, y anomal√≠as de la gravedad que rodean una gran parte del territorio submarino. ¬ŅEl culpable del misterio? Enormes losas de roca enterradas profundamente bajo los continentes. Estos enormes trozos de roca subterr√°neos con forma de cinta transportadora se denominan placas tect√≥nicas . Los movimientos de esas placas han cambiado sustancialmente todos los continentes y sus posiciones desde que naci√≥ la Tierra, hace unos 4.500 millones de a√Īos. Ahora resulta que tambi√©n hicieron desaparecer un continente. Parece incre√≠ble, pero la Tierra es un planeta "vivo", que cambia constantemente a trav√©s de los movimientos de la tect√≥nica.

Esa es la historia que est√°n descubriendo los ge√≥logos, con la revelaci√≥n de que Nueva Zelanda y Nueva Caledonia en el Pac√≠fico Sur son de hecho los puntos m√°s altos de Zealandia perdida hace mucho tiempo. Es una historia de movimientos largos y lentos durante millones de a√Īos que hicieron que gran parte de Zealandia cayera en picado bajo las olas, y ni siquiera se sospech√≥ que existiera el continente hasta el siglo XX.

 

La historia de Zealandia

Entonces, ¬Ņcu√°l es la primicia sobre Zealandia? Este continente perdido hace mucho tiempo, a veces tambi√©n llamado Tasmantis, se form√≥ muy temprano en la historia de la Tierra. Formaba parte de Gondwana, un enorme supercontinente que existi√≥ hace 600 millones de a√Īos. La historia muy temprana de la Tierra estuvo dominada por grandes continentes individuales que eventualmente se rompieron a medida que los lentos movimientos de las placas mov√≠an las masas de tierra.

Como tambi√©n fue transportado por placas tect√≥nicas, Zealandia finalmente se fusion√≥ con otro continente primordial llamado Laurasia para formar un supercontinente a√ļn m√°s grande llamado Pangea . El destino acu√°tico de Zealandia fue sellado por los movimientos de dos placas tect√≥nicas que yac√≠an debajo de ella: la placa del Pac√≠fico m√°s meridional y su vecina del norte, la placa Indo-Australiana. Se deslizaban unos pocos mil√≠metros a la vez cada a√Īo, y esa acci√≥n alej√≥ lentamente a Zealandia de la Ant√°rtida y Australia, comenzando hace unos 85 millones de a√Īos. La lenta separaci√≥n hizo que Zealandia se hundiera y, a finales del per√≠odo Cret√°cico ¬†(hace unos 66 millones de a√Īos) gran parte de ella estaba bajo el agua. Solo Nueva Zelanda, Nueva Caledonia y algunas islas m√°s peque√Īas permanecieron sobre el nivel del mar.

 

Características geológicas

Los movimientos de las placas que provocaron el hundimiento de Zealandia contin√ļan dando forma a la geolog√≠a submarina de la regi√≥n en regiones hundidas llamadas grabens y cuencas. La actividad volc√°nica tambi√©n ocurre en todas las √°reas donde una placa se subduce (se sumerge debajo) de otra. Donde las placas se comprimen entre s√≠, existen los Alpes del Sur, donde el movimiento de elevaci√≥n ha enviado al continente hacia arriba. Esto es similar a la formaci√≥n de las monta√Īas del Himalaya donde el subcontinente indio se encuentra con la placa euroasi√°tica.

Las rocas m√°s antiguas de Zealandia se remontan al per√≠odo C√°mbrico Medio (hace unos 500 millones de a√Īos). Se trata principalmente de calizas, rocas sedimentarias formadas por conchas y esqueletos de organismos marinos. Tambi√©n hay algo de granito, una roca √≠gnea compuesta de feldespato, biotita y otros minerales, que data aproximadamente de la misma √©poca. Los ge√≥logos contin√ļan estudiando los n√ļcleos de rocas en la b√ļsqueda de materiales m√°s antiguos y relacionan las rocas de Zealandia con sus antiguos vecinos, la Ant√°rtida y Australia. Las rocas m√°s antiguas encontradas hasta ahora est√°n debajo de capas de otras rocas sedimentarias que muestran evidencia de la ruptura que comenz√≥ a hundir a Zealandia hace millones de a√Īos. En las regiones sobre el agua, las rocas volc√°nicas y las caracter√≠sticas son evidentes en toda Nueva Zelanda y en algunas de las islas restantes.

 

Descubriendo el continente perdido

La historia del descubrimiento de Zealandia es una especie de rompecabezas geol√≥gico, cuyas piezas se unieron durante muchas d√©cadas. Los cient√≠ficos conoc√≠an las √°reas sumergidas de la regi√≥n durante muchos a√Īos, que se remontan a principios del siglo XX, pero solo hace unos veinte a√Īos que comenzaron a considerar la posibilidad de un continente perdido. Estudios detallados de la superficie del oc√©ano en la regi√≥n mostraron que la corteza era diferente de otra corteza oce√°nica. No solo era m√°s gruesa que la corteza oce√°nica, sino que las rocas tambi√©n extra√≠das del fondo del oc√©ano y los n√ļcleos de perforaci√≥n no eran de la corteza oce√°nica. Eran del tipo continental. ¬ŅC√≥mo podr√≠a ser esto, a menos que realmente hubiera un continente escondido debajo de las olas?

Luego, en 2002, un mapa tomado utilizando mediciones satelitales de la gravedad de la regi√≥n revel√≥ la estructura aproximada del continente. Esencialmente, la gravedad de la corteza oce√°nica es diferente a la de la corteza continental, y eso se puede medir por sat√©lite. El mapa mostr√≥ una diferencia definida entre las regiones del fondo del oc√©ano profundo y Zealandia. Fue entonces cuando los ge√≥logos empezaron a pensar que se hab√≠a encontrado un continente perdido. M√°s mediciones de n√ļcleos de rocas, estudios del subsuelo realizados por ge√≥logos marinos y m√°s mapas por sat√©lite influyeron en los ge√≥logos para considerar que Zealandia en realidad es un continente. El descubrimiento, que tard√≥ d√©cadas en confirmarse, se hizo p√ļblico en 2017 cuando un equipo de ge√≥logos anunci√≥ que Zealandia era oficialmente un continente.

 

¬ŅQu√© sigue para Zealandia?

El continente es rico en recursos naturales, lo que hace que la tierra sea de especial inter√©s para los gobiernos y corporaciones internacionales. Pero tambi√©n alberga poblaciones biol√≥gicas √ļnicas, as√≠ como dep√≥sitos minerales que est√°n en desarrollo activo. Para los ge√≥logos y cient√≠ficos planetarios, el √°rea contiene muchas pistas sobre el pasado de nuestro planeta y puede ayudar a los cient√≠ficos a comprender las formas terrestres que se ven en otros mundos del sistema solar.



Continuar Leyendo >

Articulos relacionados a la energia