¬ŅPor qu√© Hong Kong pertenec√≠a a Gran Breta√Īa?

¬ŅPor qu√© Hong Kong pertenec√≠a a Gran Breta√Īa?

En 1997, los brit√°nicos devolvieron Hong Kong a China, el final de un contrato de arrendamiento de 99 a√Īos y un evento que fue temido y anticipado por los residentes, chinos, ingleses y el resto del mundo. Hong Kong incluye 426 millas cuadradas de territorio en el Mar de China Meridional, y hoy es una de las partes del mundo m√°s densamente ocupadas y econ√≥micamente independientes. Ese arrendamiento se produjo como resultado de las guerras por los desequilibrios comerciales, el opio y el poder cambiante del imperio brit√°nico de la reina Victoria .

Conclusiones clave

  • El 9 de junio de 1898, los brit√°nicos bajo la reina Victoria negociaron un contrato de arrendamiento de 99 a√Īos para el uso de Hong Kong despu√©s de que China perdiera una serie de guerras libradas por el comercio brit√°nico de t√© y opio.
  • En 1984, la primera ministra brit√°nica Margaret Thatcher y el primer ministro chino Zhao Ziyang negociaron el plan subyacente para que finalizara el arrendamiento, de modo que Hong Kong seguir√≠a siendo una regi√≥n semiaut√≥noma durante un per√≠odo de 50 a√Īos despu√©s de que finalizara el arrendamiento.
  • El contrato de arrendamiento finaliz√≥ el 1 de julio de 1997, y desde entonces han continuado las tensiones entre la poblaci√≥n de Hong Kong con mentalidad democr√°tica y la Rep√ļblica Popular de China, aunque Hong Kong permanece funcionalmente separado de China continental.

Hong Kong se incorpor√≥ por primera vez a China en 243 a. C., durante el per√≠odo de los Estados Combatientes y cuando el estado de Qin comenzaba a crecer en poder. Permaneci√≥ casi constantemente bajo control chino durante los siguientes 2.000 a√Īos. En 1842, bajo el gobierno expansionista de la reina brit√°nica Victoria, Hong Kong se hizo conocido como el Hong Kong brit√°nico.

 

Desequilibrios comerciales: opio, plata y té

La Gran Breta√Īa del siglo XIX ten√≠a un apetito insaciable por el t√© chino, pero la dinast√≠a Qing y sus s√ļbditos no quer√≠an comprar nada de lo que produc√≠an los brit√°nicos y exig√≠an que los brit√°nicos pagaran su h√°bito del t√© con plata u oro. El gobierno de la reina Victoria no quer√≠a usar m√°s las reservas de oro o plata del pa√≠s para comprar t√©, y el impuesto a la importaci√≥n de t√© generado durante las transacciones era un porcentaje importante de la econom√≠a brit√°nica. El gobierno de Victoria decidi√≥ exportar opio por la fuerza desde el subcontinente indio colonizado por los brit√°nicos a China. All√≠, el opio se cambiar√≠a por t√©.

Como era de esperar, el gobierno de China se opuso a la importaci√≥n a gran escala de narc√≥ticos a su pa√≠s por parte de una potencia extranjera. En ese momento, la mayor parte de Gran Breta√Īa no ve√≠a al opio como un peligro particular; para ellos, era una medicina. Sin embargo, China estaba atravesando una crisis del opio, y sus fuerzas militares sufr√≠an impactos directos de sus adicciones. Hubo pol√≠ticos en Inglaterra como William Ewart Gladstone (1809‚Äď1898) que reconocieron el peligro y objetaron en√©rgicamente; pero al mismo tiempo, hubo hombres que hicieron fortuna, como el destacado comerciante de opio estadounidense Warren Delano (1809‚Äď1898), abuelo del futuro presidente Franklin Delano Roosevelt (1882‚Äď1945).

 

Guerras del opio

Cuando el gobierno de Qing descubri√≥ que la prohibici√≥n absoluta de las importaciones de opio no funcionaba, porque los comerciantes brit√°nicos simplemente introduc√≠an de contrabando la droga en China, tomaron medidas m√°s directas. En 1839, los funcionarios chinos destruyeron 20.000 fardos de opio, cada cofre conten√≠a 140 libras del narc√≥tico, lo que provoc√≥ que Gran Breta√Īa declarara la guerra para proteger sus operaciones de contrabando ilegal de drogas.

La Primera Guerra del Opio dur√≥ desde 1839 hasta 1842. Gran Breta√Īa invadi√≥ China continental y ocup√≥ la isla de Hong Kong el 25 de enero de 1841, us√°ndola como punto de escala militar. China perdi√≥ la guerra y tuvo que ceder Hong Kong a Gran Breta√Īa en el Tratado de Nanking. Como resultado, Hong Kong se convirti√≥ en una colonia de la corona del Imperio Brit√°nico .

 

Arrendamiento de Hong Kong

Sin embargo, el Tratado de Nanking no resolvi√≥ la disputa por el comercio del opio y el conflicto volvi√≥ a intensificarse hasta convertirse en la Segunda Guerra del Opio. La soluci√≥n de ese conflicto fue la primera Convenci√≥n de Pek√≠n, ratificada el 18 de octubre de 1860, cuando Gran Breta√Īa adquiri√≥ la parte sur de la pen√≠nsula de Kowloon y la isla Stonecutters (Ngong Shuen Chau).

Los brit√°nicos se preocuparon cada vez m√°s por la seguridad de su puerto libre en el Hong Kong brit√°nico durante la segunda mitad del siglo XIX. Era una isla aislada, rodeada de √°reas a√ļn bajo control chino. El 9 de junio de 1898, los brit√°nicos firmaron un acuerdo con los chinos para arrendar Hong Kong, Kowloon y los "Nuevos Territorios", el resto de la pen√≠nsula de Kowloon al norte de Boundary Street, m√°s territorio m√°s all√° de Kowloon en el r√≠o Sham Chun, y m√°s de 200 islas perif√©ricas. Los gobernadores brit√°nicos de Hong Kong presionaron por la propiedad absoluta, pero los chinos, aunque debilitados por la primera guerra chino-japonesa, negociaron una cesi√≥n m√°s razonable para finalmente poner fin a la guerra. Ese contrato de arrendamiento legalmente vinculante iba a durar 99 a√Īos.

 

Arrendar o no arrendar

Varias veces durante la primera mitad del siglo XX, Gran Breta√Īa consider√≥ renunciar al arrendamiento a China porque la isla simplemente ya no era importante para Inglaterra. Pero en 1941, Jap√≥n se apoder√≥ de Hong Kong. El presidente estadounidense Franklin Roosevelt intent√≥ presionar al primer ministro brit√°nico Winston Churchill (1874‚Äď1965) para que devolviera la isla a China como una concesi√≥n por su apoyo en la guerra, pero Churchill se neg√≥. Al final de la Segunda Guerra Mundial, Gran Breta√Īa todav√≠a controlaba Hong Kong, aunque los estadounidenses continuaron presionando para que devolviera la isla a China.

En 1949, el Ejército Popular de Liberación dirigido por Mao Zedong (1893-1976) se había apoderado de China, y Occidente ahora temía que los comunistas se apoderaran de un puesto repentinamente invaluable para el espionaje, especialmente durante la Guerra de Corea. Si bien la Banda de los Cuatro consideró enviar tropas a Hong Kong en 1967, finalmente no demandaron el regreso de Hong Kong.

 

Hacia el traspaso

El 19 de diciembre de 1984, la Primera Ministra brit√°nica Margaret Thatcher (1925-2013) y el Primer Ministro chino Zhao Ziyang (1919-2005) firmaron la Declaraci√≥n Conjunta Sino-Brit√°nica, en la que Gran Breta√Īa acord√≥ devolver no solo los Nuevos Territorios sino tambi√©n Kowloon y El propio Hong Kong brit√°nico cuando expir√≥ el plazo del arrendamiento. Seg√ļn los t√©rminos de la declaraci√≥n, Hong Kong se convertir√≠a en una regi√≥n administrativa especial bajo la Rep√ļblica Popular de China, y se esperaba que disfrutara de un alto grado de autonom√≠a fuera de los asuntos exteriores y de defensa. Durante un per√≠odo de 50 a√Īos despu√©s de la finalizaci√≥n del arrendamiento, Hong Kong seguir√≠a siendo un puerto libre con un territorio aduanero separado y mantendr√≠a los mercados de libre intercambio. Los ciudadanos de Hong Kong podr√≠an seguir practicando el capitalismo y las libertades pol√≠ticas prohibidas en el continente.

Despu√©s del acuerdo, Gran Breta√Īa comenz√≥ a implementar un nivel m√°s amplio de democracia en Hong Kong. El primer gobierno democr√°tico de Hong Kong se form√≥ a finales de la d√©cada de 1980 y constaba de distritos electorales funcionales y elecciones directas. La estabilidad de esos cambios se hizo dudosa despu√©s del incidente de la Plaza de Tiananmen (Beijing, China, 3 al 4 de junio de 1989) cuando un n√ļmero indeterminado de estudiantes que protestaban fueron masacrados. Medio mill√≥n de personas en Hong Kong realizaron marchas para protestar.

Si bien la Rep√ļblica Popular China rechaz√≥ la democratizaci√≥n de Hong Kong, la regi√≥n se hab√≠a vuelto enormemente lucrativa. Hong Kong solo se convirti√≥ en una metr√≥poli importante despu√©s de la posesi√≥n brit√°nica, y durante los 150 a√Īos de ocupaci√≥n, la ciudad hab√≠a crecido y prosperado. Hoy en d√≠a, es considerado uno de los centros financieros y puertos comerciales m√°s importantes del mundo.

 

Entregar

El 1 de julio de 1997, el arrendamiento finaliz√≥ y el gobierno de Gran Breta√Īa transfiri√≥ el control de Hong Kong brit√°nico y los territorios circundantes a la Rep√ļblica Popular de China .

La transici√≥n ha sido m√°s o menos fluida, aunque las cuestiones de derechos humanos y el deseo de Beijing de un mayor control pol√≠tico provocan fricciones considerables de vez en cuando. Los acontecimientos ocurridos desde 2004, particularmente en el verano de 2019, han demostrado que el sufragio universal sigue siendo un punto de reuni√≥n para los habitantes de Hong Kong, mientras que la Rep√ļblica Popular China se muestra claramente reacia a permitir que Hong Kong logre la plena libertad pol√≠tica.

 

Referencias adicionales

    • Cheng, Joseph YS " El futuro de Hong Kong: una visi√≥n de Hong Kong 'perteneciente' ". Asuntos internacionales 58.3 (1982): 476‚Äď88. Impresi√≥n.
    • Fung, Anthony YH y Chi Kit Chan. " Identidad posterior al traspaso: lazos culturales controvertidos entre China y Hong Kong " . Chinese Journal of Communication 10.4 (2017): 395‚Äď412. Impresi√≥n.
    • Li, Kui-Wai. " Cap√≠tulo 18 ‚ÄĒ Hong Kong 1997-2047: La escena pol√≠tica " . "Redefiniendo el capitalismo en el desarrollo econ√≥mico global". Academic Press, 2017. 391‚Äď406. Impresi√≥n.
    • Maxwell, Neville. " Confrontaci√≥n chino-brit√°nica sobre Hong Kong " . Economic and Political Weekly 30.23 (1995): 1384‚Äď98. Impresi√≥n.
    • Meyer, Karl E. " La historia secreta de la guerra del opio ". The New York Times,¬† 28 de junio de 1997. Impresi√≥n.
    • Tsang, Steve. "Una historia moderna de Hong Kong". Londres: IB Tauris & Co. Ltd, 2007. Impresi√≥n.
    • Yahuda, Michael. " El futuro de Hong Kong: negociaciones, percepciones, organizaci√≥n y cultura pol√≠tica entre China y Gran Breta√Īa ". Asuntos internacionales 69.2 (1993): 245‚Äď66. Impresi√≥n.
    • Yip, Anastasia. "Hong Kong y China: un pa√≠s, dos sistemas, dos identidades". Revista de Sociedades Globales 3 (2015). Impresi√≥n.
 
Ver fuentes de artículos
  1. Lovell, Julia. " La guerra del opio: drogas, sue√Īos y la creaci√≥n de la China moderna ". Nueva York: Overlook Press, 2014.


Continuar Leyendo >

Articulos relacionados a la energia