¬ŅQu√© es m√°s verde, la vida en la ciudad o la vida en el campo?

¬ŅQu√© es m√°s verde, la vida en la ciudad o la vida en el campo?

A menudo equiparamos vivir de una manera ambientalmente responsable con la vida en el campo. Las im√°genes son atractivas: campos ba√Īados por el sol, tiernas hojas verdes en √°rboles frutales j√≥venes, ropa en la l√≠nea, recolecci√≥n de huevos frescos de gallina. Sin embargo, la pregunta merece ser examinada: ¬Ņqu√© es realmente m√°s verde, la vida urbana o la vida rural?

 

Argumentos ambientales para la vida rural

    • Los ni√Īos que tienen la oportunidad de disfrutar de amplias experiencias al aire libre tienen interacciones frecuentes y genuinas con el mundo natural. Existe alguna evidencia de que estas experiencias tienen beneficios para la salud como reducci√≥n de la ansiedad y menores riesgos de miop√≠a y obesidad.
    • Vivir m√°s cerca de la naturaleza proporciona m√°s experiencia pr√°ctica y comprensi√≥n directa de los problemas ambientales. Ser testigo de la contaminaci√≥n por sedimentos , el drenaje √°cido de las minas o la proliferaci√≥n de algas hace que sea m√°s probable que alguien busque informarse sobre el problema y tal vez organizar su comunidad para encontrar soluciones o tomar algunas medidas para mitigar el problema.¬†
    • Al vivir m√°s cerca de la agricultura, uno puede conocer a los agricultores, aprender sobre los niveles de sostenibilidad de las diversas pr√°cticas que siguen y elegir alimentos locales de calidad con una huella ambiental baja. Cuando el espacio est√° disponible, los residentes rurales pueden cultivar cultivos saludables ellos mismos o cosechar alimentos silvestres, reduciendo su dependencia de carnes, frutas y verduras cultivadas con pr√°cticas cuestionables y transportadas a largas distancias. Adem√°s, los productores de alimentos de traspatio pueden controlar mejor el desperdicio de alimentos; Los alimentos de los supermercados pasan por pr√°cticas de distribuci√≥n y comercializaci√≥n que generan grandes cantidades de desechos.
 
  • La vida rural ofrece oportunidades √ļnicas para minimizar las necesidades energ√©ticas, reducir la huella de carbono y reducir las contribuciones al cambio clim√°tico global. Menos restringidos por la vida en apartamentos o condominios, en ausencia de reglas restrictivas de asociaci√≥n de propietarios y con m√°s espacio disponible, los residentes rurales tienen m√°s libertad para dise√Īar su propia casa solar pasiva, instalar paneles solares o incluso instalar una micro turbina hidroel√©ctrica .
 

Argumentos ambientales para la vida urbana

    • Las ciudades se caracterizan por viviendas densas, con mucha m√°s gente viviendo en un √°rea comparativamente peque√Īa. Esto concentra el uso humano de la tierra, aliviando la presi√≥n sobre las √°reas naturales fuera de la ciudad. Sin la alta demanda de vida suburbana o rural, habr√≠a mucha menos presi√≥n sobre las tierras agr√≠colas y las tierras silvestres, menos fragmentaci√≥n del h√°bitat y menos tr√°fico de autom√≥viles que provocar√≠a atropellos .
    • Este tejido urbano denso significa viviendas peque√Īas, que requieren mucha menos energ√≠a para calentar y enfriar y dejar menos espacio para los electrodom√©sticos que consumen mucha energ√≠a que las casas m√°s grandes t√≠picas del campo.
    • Un estilo de vida a pie es m√°s accesible en la ciudad, donde el lugar de trabajo puede estar ubicado a una distancia a pie o en bicicleta. En las zonas rurales, la gente depende mucho m√°s del transporte en autom√≥vil, lo que contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero . Para quienes no van caminando al trabajo o para hacer mandados, las opciones de transporte p√ļblico suelen ser mucho m√°s accesibles para los residentes urbanos.
    • Acceso a comida local de calidad. Sorprendentemente, a menudo es m√°s f√°cil encontrar mercados de agricultores en la ciudad, donde los compradores pueden tomar decisiones que favorezcan los alimentos locales cultivados siguiendo pr√°cticas sostenibles. Sin embargo, algunos de los peores desiertos alimentarios del pa√≠s se encuentran en √°reas urbanas econ√≥micamente deprimidas, donde las √ļnicas fuentes accesibles de alimentos son las tiendas de conveniencia y los restaurantes de comida r√°pida que ofrecen pocas opciones saludables y respetuosas con el medio ambiente.
 
  • Si bien es cierto que es m√°s un problema de salud, en los Estados Unidos la calidad del agua es generalmente mejor en las ciudades, de manera contraria a la intuici√≥n. All√≠, todos est√°n conectados a una fuente de agua municipal que ha sido tratada y probada de forma rutinaria. En las zonas rurales, la mayor√≠a de la gente depende del agua de pozo, cuya calidad var√≠a mucho y rara vez se analiza. Adem√°s, la proximidad a las operaciones agr√≠colas intensivas puede aumentar las posibilidades de que las aguas subterr√°neas se contaminen con pesticidas.
  • El tratamiento de aguas residuales est√° centralizado, monitoreado y generalmente es efectivo en las ciudades. Los residentes rurales dependen de un mosaico de sistemas s√©pticos de varias edades y niveles de mantenimiento.
 

El veredicto

En mi opini√≥n, la vida urbana probablemente resulte, en promedio, en estilos de vida con un impacto ambiental m√°s ligero. Al mismo tiempo, la vida rural puede permitir una mayor flexibilidad para que las personas tomen decisiones personales destinadas a minimizar su huella ecol√≥gica. ¬ŅQu√© tal la vida suburbana? Esa es una gran pregunta que merece ser explorada m√°s a fondo pronto.



Continuar Leyendo >

Articulos relacionados a la energia