¬ŅQu√© pa√≠ses de Oriente Medio tienen armas nucleares?

¬ŅQu√© pa√≠ses de Oriente Medio tienen armas nucleares?

Solo hay dos países del Medio Oriente con armas nucleares: Israel y Pakistán. Pero muchos observadores temen que si Irán se uniera a esa lista, desencadenaría una carrera de armamentos nucleares, comenzando por Arabia Saudita, el principal rival regional de Irán.

01
de 03
 

Israel

Israel es la principal potencia nuclear de Oriente Medio, aunque nunca ha reconocido oficialmente la posesi√≥n de armas nucleares. Seg√ļn un informe de 2013 de expertos estadounidenses , el arsenal nuclear de Israel incluye 80 ojivas nucleares, con suficiente material fisionable potencialmente para duplicar ese n√ļmero. Israel no es miembro del Tratado sobre la No Proliferaci√≥n de Armas Nucleares y algunas partes de su programa de investigaci√≥n nuclear est√°n fuera del alcance de los inspectores del Organismo Internacional de Energ√≠a At√≥mica.

Los defensores del desarme nuclear regional apuntan a una contradicción entre la capacidad nuclear de Israel y la insistencia de sus líderes en que Washington detenga el programa nuclear de Irán, con la fuerza, si es necesario. Pero los defensores de Israel dicen que las armas nucleares son un elemento de disuasión clave contra los vecinos árabes demográficamente más fuertes e Irán. Esta capacidad de disuasión, por supuesto, se vería comprometida si Irán lograra enriquecer uranio al nivel en el que también podría producir ojivas nucleares.

02
de 03
 

Pakist√°n

A menudo consideramos a Pakistán como parte del Medio Oriente más amplio, pero la política exterior del país se comprende mejor en el contexto geopolítico del sur de Asia y la relación hostil entre Pakistán e India. Pakistán probó con éxito armas nucleares en 1998, reduciendo la brecha estratégica con India, que realizó su primera prueba en la década de 1970. Los observadores occidentales a menudo han expresado su preocupación por la seguridad del arsenal nuclear de Pakistán , particularmente con respecto a la influencia del islamismo radical en el aparato de inteligencia paquistaní, y las ventas reportadas de tecnología de enriquecimiento a Corea del Norte y Libia.

  • Los v√≠nculos de Pakist√°n con Arabia Saudita

Si bien Pakist√°n nunca jug√≥ un papel activo en el conflicto √°rabe-israel√≠, su relaci√≥n con Arabia Saudita a√ļn podr√≠a colocar las armas nucleares paquistan√≠es en el centro de las luchas de poder en Oriente Medio. Arabia Saudita ha proporcionado a Pakist√°n una generosa generosidad financiera como parte de los esfuerzos para contener la influencia regional de Ir√°n, y parte de ese dinero podr√≠a haber terminado reforzando el programa nuclear de Pakist√°n.

Pero un informe de la BBC en noviembre de 2013 afirmó que la cooperación fue mucho más profunda. A cambio de asistencia, Pakistán puede haber acordado proporcionar a Arabia Saudita protección nuclear si Irán desarrollaba armas nucleares o amenazaba al reino de alguna otra manera. Muchos analistas siguen siendo escépticos sobre si una transferencia real de armas nucleares a Arabia Saudita era logísticamente factible, y si Pakistán se arriesgaría a enojar a Occidente nuevamente al exportar su conocimiento nuclear.

A√ļn as√≠, cada vez m√°s ansiosos por lo que ven es el expansionismo de Ir√°n y el papel disminuido de Estados Unidos en el Medio Oriente, es probable que la realeza saudita sopese todas las opciones estrat√©gicas y de seguridad si sus principales rivales llegan primero a la bomba.

03
de 03
 

Programa nuclear de Ir√°n

Lo cerca que está Irán de alcanzar la capacidad de armamento ha sido objeto de especulaciones sin fin. La posición oficial de Irán es que su investigación nuclear está dirigida solo con fines pacíficos, y el líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, el funcionario más poderoso de Irán, incluso ha emitido decretos religiosos que critican la posesión de armas nucleares por considerarla contraria a los principios de la fe islámica. Los líderes israelíes creen que el régimen de Teherán tiene tanto la intención como la capacidad, a menos que la comunidad internacional tome medidas más duras.

La opinión intermedia sería que Irán utiliza la amenaza implícita del enriquecimiento de uranio como una tarjeta diplomática con la esperanza de obtener concesiones de Occidente en otros frentes. Es decir, Irán podría estar dispuesto a reducir su programa nuclear si Estados Unidos le da ciertas garantías de seguridad y si se alivian las sanciones internacionales.

Dicho esto, las complejas estructuras de poder de Irán consisten en numerosas facciones ideológicas y grupos de presión empresariales, y algunos de los de línea dura sin duda estarían dispuestos a impulsar la capacidad de armamento incluso por el precio de una tensión sin precedentes con Occidente y los estados árabes del Golfo. Si Irán decide producir una bomba, el mundo exterior probablemente no tenga demasiadas opciones. Capas y capas de sanciones estadounidenses y europeas han fracasado pero no han logrado derribar la economía de Irán, y el curso de la acción militar sería extremadamente arriesgado. 



Continuar Leyendo >

Articulos relacionados a la energia