Teoría Feminista en Sociología

Teoría Feminista en Sociología

Por Rodrigo Ricardo

La teoría feminista es una rama importante dentro de la sociología, la cual desplaza sus supuestos, lentes analíticos y enfoque tópico lejos del punto de vista y experiencia masculina hacia el de las mujeres.

Al hacerlo, la teoría feminista arroja una luz sobre los problemas sociales, las tendencias y los asuntos que de otro modo se pasan por alto o se identifican erróneamente por la perspectiva masculina, históricamente dominante dentro de la teoría social.

Las áreas clave de enfoque dentro de la teoría feminista incluyen:

  1. discriminación y exclusión por sexo y género
  2. objetivación
  3. desigualdad estructural y económica
  4. poder y opresión
  5. roles de género y estereotipos

Visión general

Muchas personas creen incorrectamente que la teor√≠a feminista se centra exclusivamente en las ni√Īas y mujeres, y que tiene el objetivo inherente de promover la superioridad de las mujeres sobre los hombres.

En realidad, la teor√≠a feminista siempre ha tratado de ver el mundo social de una manera que ilumina las fuerzas que crean y apoyan la desigualdad, la opresi√≥n y la injusticia, y al hacerlo, promueve la b√ļsqueda de la igualdad y la justicia.

Dicho esto, dado que las experiencias y perspectivas de mujeres y ni√Īas fueron hist√≥ricamente excluidas por a√Īos de la teor√≠a social y de las ciencias sociales, gran parte de la teor√≠a feminista se ha centrado en sus interacciones y experiencias dentro de la sociedad para garantizar que la mitad de la poblaci√≥n mundial, no se quede fuera de c√≥mo ver y comprender las fuerzas sociales, las relaciones y los problemas.

Si bien la mayoría de las teóricas feministas a lo largo de la historia han sido mujeres, hoy en día se puede encontrar a personas de todos los géneros trabajando en la disciplina. Al desviar el enfoque de la teoría social de las perspectivas y experiencias de los hombres, las teóricas feministas han creado teorías sociales que son más inclusivas y creativas que las que suponen que el actor social es siempre un hombre.

Parte de lo que hace que la teor√≠a feminista sea creativa e inclusiva es que a menudo considera c√≥mo interact√ļan los sistemas de poder y opresi√≥n, es decir, no solo se enfoca en el poder y la opresi√≥n de g√©nero, sino en c√≥mo esto podr√≠a cruzarse con el racismo sist√©mico, una clase jer√°rquica sistema, sexualidad, nacionalidad y (des) capacidad, entre otras cosas.

Diferencias de género

Algunas teorías feministas proporcionan un marco analítico para comprender cómo la ubicación, y la experiencia de las mujeres en situaciones sociales difieren de las de los hombres.

Por ejemplo, las feministas culturales ven los diferentes valores asociados con la feminidad como una raz√≥n por la cual los hombres y las mujeres experimentan el mundo social de manera diferente. Otras te√≥ricas feministas creen que los diferentes roles asignados a mujeres y hombres dentro de las instituciones explican mejor las diferencias de g√©nero, incluida la divisi√≥n sexual del trabajo en el hogar.ÔĽŅ

Las feministas existenciales y fenomenol√≥gicas se centran en c√≥mo las mujeres han sido marginadas y definidas como "otras" en las sociedades patriarcales. Algunas te√≥ricas feministas se centran espec√≠ficamente en c√≥mo se desarrolla la masculinidad a trav√©s de la socializaci√≥n y c√≥mo su desarrollo interact√ļa con el proceso de desarrollo de la feminidad en las ni√Īas.

Desigualdad de género

Las teorías feministas que se centran en la desigualdad de género reconocen que la ubicación y la experiencia de las mujeres en las situaciones sociales no solo son diferentes sino también desiguales para los hombres.

Las feministas liberales argumentan que las mujeres tienen la misma capacidad que los hombres para el razonamiento moral y la agencia, pero que el patriarcado, particularmente la división sexista del trabajo, históricamente ha negado a las mujeres la oportunidad de expresar y practicar este razonamiento.

Estas din√°micas sirven para empujar a las mujeres a la esfera privada del hogar y excluirlas de la plena participaci√≥n en la vida p√ļblica. Las feministas liberales se√Īalan que existe desigualdad de g√©nero para las mujeres en un matrimonio heterosexual y que las mujeres no se benefician de estar casadas.

De hecho, estas te√≥ricas feministas afirman que las mujeres casadas tienen mayores niveles de estr√©s que las mujeres solteras y los hombres casados. Por lo tanto, la divisi√≥n sexual del trabajo en las esferas p√ļblica y privada necesita ser alterada para que las mujeres logren la igualdad en el matrimonio.

Opresión de género

Las teorías de la opresión de género van más allá de las teorías de la diferencia de género y la desigualdad de género al argumentar que las mujeres no solo son diferentes o desiguales a los hombres, sino que son activamente oprimidas, subordinadas e incluso abusadas por los hombres.

El poder es la variable clave en las dos teorías principales de la opresión de género: el feminismo psicoanalítico y el feminismo radical.

Las feministas psicoanalíticas intentan explicar las relaciones de poder entre hombres y mujeres reformulando las teorías de Sigmund Freud sobre las emociones humanas, el desarrollo de la infancia y el funcionamiento del subconsciente y el inconsciente. Creen que el cálculo consciente no puede explicar completamente la producción y reproducción del patriarcado.

Las feministas radicales argumentan que ser mujer es algo positivo en s√≠ mismo, pero que esto no se reconoce en las sociedades patriarcales donde las mujeres est√°n oprimidas. Identifican la violencia f√≠sica como la base del patriarcado, pero piensan que el patriarcado puede ser derrotado si las mujeres reconocen su propio valor y fortaleza, establecen una hermandad de confianza con otras mujeres, confrontan la opresi√≥n cr√≠ticamente y forman redes separatistas basadas en mujeres. Las esferas privadas y p√ļblicas.

Opresión estructural

Las teorías de opresión estructural postulan que la opresión y la desigualdad de las mujeres son el resultado del capitalismo, el patriarcado y el racismo.

Las feministas socialistas están de acuerdo con Karl Marx y Freidrich Engels en que la clase trabajadora es explotada como consecuencia del capitalismo, pero buscan extender esta explotación no solo a la clase sino también al género.

Los te√≥ricos de la interseccionalidad buscan explicar la opresi√≥n y la desigualdad a trav√©s de una variedad de variables, que incluyen clase, g√©nero, raza, etnia y edad. Ofrecen la importante idea de que no todas las mujeres experimentan la opresi√≥n de la misma manera, y que las mismas fuerzas que trabajan para oprimir a las mujeres y las ni√Īas tambi√©n oprimen a las personas de color y otros grupos marginados.

Una forma en que la opresión estructural de las mujeres, específicamente el tipo económico, se manifiesta en la sociedad es en la brecha salarial de género, que muestra que los hombres rutinariamente ganan más por el mismo trabajo que las mujeres.

Una visi√≥n interseccional de esta situaci√≥n muestra que las mujeres de color, y los hombres de color, tambi√©n son penalizados a√ļn m√°s en relaci√≥n con las ganancias de los hombres blancos.

A finales del siglo XX, esta tensión de la teoría feminista se extendió para explicar la globalización del capitalismo y cómo sus métodos de producción y de acumulación de riqueza se centran en la explotación de las trabajadoras en todo el mundo.

Siguiente >